Crea tu vinoteca / Bodega en casa

¿Te gusta el vino? ¿Has comprado vinos especiales y quieres disfrutarlos a espera del momento acertado?

Aprende cómo tener tu propia bodega en casa. Enseña tu vinoteca y las joyas que guardas en ella.

Necesidades básicas para tu bodega en casa

Lo primero que necesitamos son una serie de condiciones mínimas para que los vinos se conserven correctamente. Después de adquirir tus grandes joyas vitivinícolas, sería una pena que se perdieran por no cuidar un poco las condiciones de temperatura, humedad…

La situación de la bodega en casa debe ser en un lugar donde el vino no sufra cambios bruscos de temperatura, esté en oscuridad y tampoco tenga olores fuertes como pinturas o insecticidas. Puedes empezar descartando la cocina y las despensas en balcones. Preferiblemente, busca la zona más fresca de la casa.

Los vinos deberían estar entre 10ºC – 20ºC de temperatura y a una humedad relativa del 70% de forma ideal.

Opciones para tu bodega en casa

Si vives en una casa o chalet tus posibilidades son muy interesantes. Lo más aconsejable es que sitúes tu bodega en la parte más baja de la casa. Sótano o garaje ya que suelen ser las partes más frescas de la casa de forma natural. También son oscuras y pueden ser bastante húmedas.

Si eres persona de ciudad y vives en un piso lo ideal es que busques una zona de la casa fresquita. Un armario o despensa dentro de la casa. Piensa que el botellero donde guardar las botellas de vino ocupa bastante espacio. Si tienes un garaje cerrado es mejor zona. También puedes tener una despensa en el sótano del edificio que suele ser lugar perfecto.

No es una opción para tu bodega casera poner el botellero en la despensa en el balcón porque el vino sufrirá grandes cambios de temperatura al estar casi en la calle. Tampoco es una opción dejar los vinos en los camarotes. Son lugares que tienden a ser sensibles al clima de la calle, con lo que la temperatura oscila mucho.

Recuerda, lo principal es que tu vinoteca casera para guardar el vino se encuentre en un lugar con temperatura estable y nivel de humedad alta.

Botellero para tu bodega

Hoy en día las posibilidades para el botellero de casa con casi infinitas. Puedes encontrar botelleros de madera, de metal o de compuestos como el metacrilato. Para casa te aconsejo que busques la opción que más te encaje siempre que tengas en cuenta la humedad en la que se va a almacenar el vino y que la madera se deteriora.

En general, el botellero de madera es la opción más utilizada ya que se utiliza para las bodegas en casas y pisos que no disponen de lugares específicos.

Una opción muy interesante, es la de guardar los vinos en un botellero construido con tejas. Permiten almacenar las botellas ocupando poco espacio y manteniendo las condiciones adecuadas.

Todos los botelleros para guardar vino, tanto los comprados como los construidos suelen dejar las botellas de vino en reposo deben de dejar la botella en horizontal. De forma que el vino cubra el corcho de la botella y evite que entren los olores del exterior.

Nevera para vinos – la opción

Si tienes la idea de guardar pocos vinos en tu bodega, la opción de la Nevera para vinos puede ser lo más adecuado. Puedes encontrar neveras que ocupan poco espacio y te permiten almacenar 12 botellas o neveras que ocupan más espacio y pueden resultar decorativas que pueden almacenar más de 40 botellas.

Hoy en día las opciones son casi infinitas y los precios también, así que debes de buscar bien. Respecto a la Nevera para vinos debes tener en cuenta que te permita controlar tanto la temperatura como la humedad.

Lo mejor de la opción de la nevera para vinos es que podemos establecer la temperatura óptima de consumo y consumirlo así directamente.

Bodega subterránea

Las edificaciones que mejor reúnen la condiciones ambientales, son las cuevas de las casas de campo tradicionales. Claro ejemplo son los “Calaos” de Rodezno que puedes visitar en verano.

Foto de Harodigital.com

Foto de Harodigital.com

En caso de querer construir esta estructura, la mejor opción es establecerla en el muro norte, donde los rayos del sol incidirán menos y la temperatura será más estable. El aislamiento es vital. Evitando ruidos, calor, olor e incluso la luz. Con una bombilla es suficiente para iluminar una cueva.

El suelo de tierra es el más adecuado ya que absorbe la humedad y en caso necesario puede ser fuente de humedad mediante un ligero riego. En esta última circunstancia hay que tener cuidado para que no se formen charcos en los que puedan desarrollarse bacterias perjudiciales para el vino.

Conservar el vino de tu vinoteca

El vino es un elemento vivo que nace de la uva, pasa a ser mosto. Posteriormente pasa a ser vino pero puede llegar a pasar a vinagre. Por ello, cuidarlo con cariño es muy importante.

Te ofrecemos algunos trucos para conservarlo y disfrutarlo lo mejor posible.

Cuando el vino vaya a permanecer en el botellero por largo tiempo. Un par de veces al año, dale media vuelta. Sácalo y mételo por el otro lado. Es decir, si estaba apoyado por el lado de la etiqueta, sácalo, dale la vuelta y vuelve a dejarlo con la etiqueta hacia arriba.

Si hemos dicho que el vino puede llegar a convertirse en vinagre, trata de consumirlos cuando corresponda:

  • Los vinos jóvenes, vinos de año, deben consumirse el mismo año
  • Los crianzas, aguantan e incluso mejoran tras un par de años, pero no los dejes mucho más tiempo
  • Los reservas y Gran Reservas, son vinos que aguantarán más tiempo

La base está en la cantidad de tiempo que ha pasado el vino en barrica en crianza. A mayor tiempo en barrica, mayor tiempo aguantarán. Ojo! que como te pases esperando y no lo hayas cuidado encontrarás un vino picado o pasado. Así en vez de tener una vinoteca, tendrás un cementerio de vinos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *